Los secretos del Pacífico Mexicano

NAYARIT-COVER

Nayarit

Aventura y relajación en un paraíso natural

Algunos nos apasiona arrullarnos con el vaivén de la marea, o bien, despertar escuchando el romper de las olas del mar sobre la arena tostada. Afortunadamente la magia de las costas mexicanas no se agota nunca y siempre habrá nuevos rincones por descubrir y disfrutar. Esto es lo que ocurre a lo largo de la Riviera Nayarit (en el Pacífico Mexicano), donde a los turistas se nos abre la puerta de uno muy variado paraíso de paisajes, flora y fauna. por eso es que preparamos nuestro equipaje y decidimos pasar en ella cinco días.

Descendiendo por las pronunciadas curvas de la carretera que conduce al océano, entre la espesa selva, nos envolvía cada vez más el cautivante aroma del ambiente tropical, que esconde tras la espesa vegetación apacibles poblados con playas casi vírgenes de aguas cristalinas. A partir de Boca Tecapán se extiende por 300 kilómetros la flamante riviera que hoy en día es considerada uno de los destinos turísticos más importantes del Pacífico.

Acogedora diversidad.

Nuestra primera parada, del Pacífico Mexicano, fue Sayulita, rincón tan pequeño como cosmopolita, animado por una movida población local de origen multinacional y diverso, que se ha establecido ahí por su ambiente peculiar que recuerda los años sesenta. Disfrutamos caminar por sus empedradas callejuelas con pequeños restaurantes, cafeterías y establecimientos donde los huicholes ofertan sus coloridas artesanías.

Al caer el sol en la playa, se integró un alegre y espontáneo convivió de pobladores y visitantes par observar las siluetas que se deslizaban en las grandes olas. Nos reunimos junto a los espectadores y amantes del surf, la convivencia entre amigos y el majestuoso escenario a la orilla del mar generaba una fiesta llena de sabor.

A la mañana siguiente nuestro destino fue uno de los más tranquilos refugios de la riviera. Al pisar la península Punta de Mita, quedé perplejo ante la imponente belleza que despliega el océano y el maravilloso contraste entre las blancas arenas y las verdes colinas. Este destino, que parece estar en una isla desértica, se ha convertido en uno de los puntos más sofisticados de la región, ofreciendo lujosos resguardos y una experiencia única par a los amantes del golf. El Four Seasons y el St. Regis son los grandes resorts que poseen emblemáticos campos de clase mundial para practicar este deporte.

Aventura, placer y naturaleza.

Después de un recorrido por la península nos detuvimos a la orilla de la playa El anclote, donde emprendimos una nueva aventura. Dirigiéndonos mar adentro en una pequeña embarcación fuimos acompañados por una amigable familia de delfines y tortugas marinas, a la que entre diciembre y marzo se suman la ballena gris y la ballena jorobada.

Una población que se moderniza.

A 10 minutos de ahí se encuentra la Cruz de Huanacaxtle, villa de pescadores interesados en impulsar el crecimiento de la Riviera Nayarit. Recientemente se construyó allí una marina con capacidad para 400 embarcaciones. Equipada con todos los servicios necesarios, es actualmente la más moderna del Pacífico mexicano.

A primera hora del día se puede apreciar en el muelle la llegada de los pescadores cargados de una inmensa variedad de pescado fresco, el cual exponen en el mercado que se encuentra frente a la marina. Así qué, para completar esta experiencia tropical, nos dimos a la tarea de visitar el mercado todos los días para deleitarnos con las delicias que ofrece el mar.

(Visited 15 times, 1 visits today)
0

Written by

Administrador de Viajes and Trips

You may also like...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies