Hoteles a visitar esta Semana Santa (Parte 2)

Hotel Es Trull de Can Palau, la belleza del campo a un paso del mar. Fachadas blancas, muros de piedra desnudos, colinas verdes y vistas impresionantes del emblemático casco histórico de Ibiza hacen de Es Trull un lugar único en la isla. Es Trull de Can Palau es un encantador hotel rural situado en la finca Can Palau y rodeado de almendros, olivos, algarrobos, pinos e higueras que impregnan el aire del olor de los bosques mediterráneos. En este hotel, la madera, la piedra, el agua, la luz y el silencio se conjura para hacer inolvidable al viajero su paso por él.

La antigua casa payesa de más de 300 años y el Trull (el centenario molino de aceite que da nombre al hotel) han sido rehabilitados con mimo, conservando su arquitectura original y manteniendo el estilo ibicenco de blancas fachadas y amplios ventanales abiertos a la luz del sol.

La restauración de los antiguos muros de piedra, la recuperación de la era y el aljibe y los frondosos jardines que encontramos en cada rincón, nos sumergen en un ambiente de antiguo encanto rústico que se funden con las comodidades de un hotel de lujo. Un lugar idílico para disfrutar de un ambiente de confort y relax, con el privilegio de unas vistas inolvidables del paisaje y el mar ibicencos.

A tan solo 1 km de la capital de Ibiza y de las mejores playas de la isla, la estancia en Es Trull está llena de contrastes, que nos permiten vivir en un solo día la tranquilidad del campo y la vitalidad del Puerto Deportivo de la ciudad, la intimidad de las pequeñas calas y la agitada noche ibicenca, el silencio del campo y la música más cool de los restaurantes y discotecas de moda.

El hotel está compuesto por 2 suites y 8 habitaciones dobles, todas ellas con salón, desde las que se pueden contemplar unas magníficas vistas, tanto de la ciudad antigua de Ibiza (nombrada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad) como de las playas más cercanas y de la Isla de Formentera. Las suites (Es Trull y S´Estany) han sido decoradas con cariño, cuentan con una bonita cama con dosel y sus baños disponen de bañera de hidromasaje. Cada una de las habitaciones dobles, con el nombre de un viento, han sido decoradas de forma diferente con un estilo persona y muy acogedor.

El restaurante invita al placer de una degustación tranquila y a la contemplación del paisaje a través de sus grandes ventanales. Un ambiente cálido, invadido por la calma de su entorno y la esmeralda decoración que nos propone una cocina para experimentar con los sabores propios de la tierra. Los platos han sido elaborados por el Chef Borja Mendoza, quien ha confeccionado una carta de cocina mediterránea y otra de cocina típica ibicenca. Los arroces, pescados, carnes y productos autóctonos son los alimentos que predominan en la cocina. Todo ello acompañado de los mejores vinos de su selecta bodega.

(Visited 2 times, 1 visits today)
0

Written by

Administrador de Viajes and Trips

You may also like...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies