Hoteles a visitar esta Semana Santa (Parte 1)

En la isla que nunca duerme, el descanso es posible en el Hotel Can Lluc. Un oasis de paz y naturaleza en el corazón de Ibiza. Situado en Sant Rafel, en un valle en pleno corazón de la isla, nos encontramos con este hotel, situado en una finca que mantiene todo el encanto de la Ibiza rural. La antigua casa de labor del abuelo de los actuales propietarios, ha sufrido una transformación espectacular para llegar a ser en la actualidad un confortable hotel rural en plena naturaleza con un toque de lujo distendido. Pero la huella del pasado permanece, impregnando cada rincón: los muros de piedra originales, los techos de madera, los jardines exuberantes mezclados con olivos y algarrobos centenarios, los colores del atardecer, el canto del gallo al amanecer o la luz de las estrellas que brillan cerca, como si se pudieran tocar.

Can Lluc se encuentra muy bien comunicado por carretera a escasos 10 km de la ciudad de Ibiza y de las mejoras playas, y solo a 4 km de las mejores discotecas y restaurantes de moda.

 

El matrimonio formado por Lucas Prats y Tina Soriano, de la mano del arquitecto José Torres, abordaron en el año 2000 un proyecto ilusionante que en principio les parecía casi una locura: emprendieron una reforma de más de tres años de duración que les llevó a conseguir un establecimiento moderno y equipado según los estándares habituales en este tipo de hoteles. En el año 2009, Lucas y Tina (el necesitó de un tiempo para convencerla) emprendieron una ampliación del número de habitaciones: las villas de Can Lluc, un grupo de 6 habitaciones dobles pensadas para disfrutar del campo en toda su plenitud.

El desayuno se convierte en un ágape de productos naturales y preparados con mino y las cenas o comidas en el placer de saborear una carta basada en productos de la propia fina o de los huertos vecinos. El chef Juan Ferrer se encarga de prepararlos con cariño y le gusta hacerse cómplice del comensal y averiguar sus gustos en la preparación de las comidas. Can Lluc dedica una parte de la finca al cultivo de frutales (mas de 2000 parras higueras, ciruelos, etc) que durante el verano les permite abastecer su buffet de desayuno de deliciosos zumos naturales de uva y fruta del tiempo, como higos, ciruelas, nectarinas, almendras… y las riquísimas sangrías con el vino de Can Lluc. Mas natural imposible.

(Visited 6 times, 1 visits today)
0

Written by

Administrador de Viajes and Trips

You may also like...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies