Vive experiencias en el lejano oriente

Camboya y Tailandia. La primera, un tesoro a descubrir. La segunda, un lugar lleno de tópicos que le permite ir mas allá si lo olvida y vive su propia historia.

CAMBOYA

Entrar a Camboya exige echar la vista atrás. Su historia, desconocida y lejana para muchos, esconde la destrucción más violenta y el esplendor más bello. De lo primero se puede aprender mucho en Phnom Penh, en su museo del Holocausto y sus campos de exterminio. Lo segundo compensa en parte el horror y la tristeza: Angkor supera todo lo que el viajero puede imaginar. Es buena idea negociar un tuk-tuk para el primer día (y dejar muy claro cuánto se va a pagar) y recorrer la zona en bicicleta el segundo. Pero, sea como sea, vea el amanecer en Angkor, no se puede explicar la sensación de estar sentado en la oscuridad bajo un millón de estrellas y verlas aparecer poco a poco alrededor de las formas de piedra y selva, con la luz suave del día.

 

Truco: Los cajeros de Camboya solo dan dólares, pero al pagar recibes los cambios en rieles. Acostúmbrese a pensar en las dos monedas, haga cálculos rápidos y siempre que pueda use moneda local porque suele resultar más barato.

Datos: Recorrer el país de este a oeste, visitando Phnom Penh, Siem Reap y Angkor, con un gasto medio diario por persona de unos 17 dólares. Algunos de los precios que se encontrará son: comida por 1 dolar, botella de agua por 0.40 dólares, cerveza por 0.80 dólares, habitación doble por 8 dólares y hora de internet por 0.75 dólares.

TAILANDIA

Borre la palabra resort de su diccionario y entre a Tailandia para buscar su propia definición de paraíso. Y en esa búsqueda no olvide el norte, porque entre las montañas de Pai se esconden oasis de tranquilidad en forma de granjas orgánicas, fuentes termales y bosques inmensos. Compare el ajetreo y la modernidad de la animada Bangkok con la calma de los templos y las ruinas a solo unos kilómetros de distancia, aprenda cómo funciona el karma en el budismos y cumpla sus cinco preceptos. Y, sí, viaje a las famosas aguas azul turquesa de las islas. Pero recuerde el diccionario y camine un poco más allá de los restaurantes de diseño, hasta la costa más lejana, al puerto, las cabañitas del final de la playa y los bares familiares de bambú. Bucee entre un millón de peces, haga un viaje en bote a esa bahía escondida de la que todos hablan y vuelva a casa de noche andando por la playa entre espectáculos de fuego.

Truco: El sudeste asiático es muy seguro, pero tengan cuidado con sus equipajes de manos vaya que alguna persona quiera apropiarse de sus propiedades.

Datos: Recorrer desde Bangkok al note, por Ayuthaya, Sukhothai, Chiang Mai, Pai y Chiang Rai, y luego ir al sur hasta Ko Tao, Ko Pha Ngan y Ko Phi Phi, tiene un costo medio diario por persona de unos 26 dólares. Alguno de los precios que encontrará son: comida por 1 dolar, botella de agua por 0.50 dólares, cerveza por 2.50 dólares, habitación doble por unos 7 dólares y una hora de internet por cerca a 1 dolar.

(Visited 4 times, 1 visits today)
0

Written by

Administrador de Viajes and Trips

You may also like...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies